nl | en | es

64

La luz siempre está, la veamos o no.

Mi cuerpo es un templo rodeado de luz. Pon una mano en tu vientre y la otra a la misma altura, pero en tu espalda. Imagina que estás en el centro de un tubo de luz. Explora la zona de tu cuerpo que está entre tus manos. ?Qué es lo que sientes?